martes, 29 de noviembre de 2016

KNOW YOUR WORTH

Nadie va a hacer nada por ti. Nada va a venir solo y se va a quedar sin cuidarlo. Nunca te van a querer como te quieres.
Alguien te fallará, seguro. Algunas cosas son cuestión de suerte, pero la suerte también se crea. Siempre te vas a tener a ti por encima de todo.
Lo que hay que hacer es superar lo malo y quedarse con lo bueno, con actitud positiva, porque la gran mayoría de cuestiones en esta vida son, precisamente, cuestión de actitud. Cuestión de querer comerse el mundo, de seguir siempre adelante, sin perder la fe en una misma.
El azar, el destino, las casualidades, los dioses, las fases de la luna, y todo aquello que nos decimos a diario para encontrar un sentido a algo de lo que pasa por aquí, son solo un cincuenta por ciento de la realidad. La otra punta del iceberg es que el esfuerzo tiene su recompensa, el dar sin pedir conlleva grandes regalos y solo puede existir una relación de verdad cuando ésta se basa en la confianza y la seguridad.
Cuando estás bien contigo misma, puedes entonces estar bien con lo que te rodea. Cambiar de dentro hacia fuera, de lo pequeño a lo grande, de lo conocido a lo incierto y de conocerse uno para darse a conocer, y para conocer todo lo demás.

Ser conscientes de nuestro valor, y que esa sea nuestra prioridad.


Dejo por aquí lo nuevo de Mike Perry, ¡que me gusta mucho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada